El curioso origen de la palabra “fracasar”

image

Como seguramente muchos podríais suponer, este verbo nos viene del italiano fracassare, formado por el prefijo fra ‘entre, en el medio de algo’ y el latín quassare ‘romperse’, o sea, ‘romper por la mitad’, según el filólogo italiano del siglo XIX Policarpo Petrocchi.

En francés, fracasser significa ‘romper en mil pedazos’, también ‘robar rompiendo una puerta o ventana’ e incluso, metafóricamente, ‘interrumpir’.

Seguramente el primer escrito que recoge esta palabra en español es en el don Quijote (1605) cuando habla de “hender gigantes, desbaratar ejércitos y fracasar armadas”, un uso transitivo que se perdió después de esa época.

Más tarde, ya en forma intransitiva, se aplicaba a naves que fracasaban contra los escollos, significado que se mantiene hasta hoy entre las reliquias fuera de uso albergadas en el diccionario de la Real Academia Española, que nos dice:

Fracasar

(Cf. it. fracassare).

1. intr. Dicho de una pretensión o de un proyecto: frustrarse (malograrse).

2. intr. Dicho de una persona: Tener resultado adverso en un negocio.

3. intr. Dicho especialmente de una embarcación cuando ha tropezado con un escollo: Romperse, hacerse pedazos y desmenuzarse.

4. tr. desus. destrozar (hacer trozos algo).

Así pues, cuando un plan fracasa, es que se nos rompe en pedazos.. ¡Qué interesante resulta conocer la etimología de las palabras que usamos!

Publicado por Santiago González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s