El remoto origen de la palabra “luz”

luz

Hoy vamos a hablaros de la luz. Anteriormente, ya entramos en el ámbito de la ciencia explicando y aclarando qué es y cuál es el origen de la electricidad. Esta semana, y aprovechando que la ONU ha establecido el 2015 como el Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías basadas en la Luz, vamos a aclararos el origen del vocablo luz.

Pues bien, el origen de esta palabra tiene las características siguientes:

Luz

(Del lat. lux, lucis)

1. f. Agente físico que hace visibles los objetos.
2. f. Claridad que irradian los cuerpos en combustión, ignición o incandescencia.
3. f. Corriente eléctrica. “El recibo de la luz”.
4. f. Utensilio o aparato que sirve para alumbrar, como un candelero, una lámpara, una vela, una araña, etc. Trae una luz.
5. f. Área interior de la sección transversal de un tubo.
6. f. Esclarecimiento o claridad de la inteligencia.
7. f. Modelo, persona o cosa, capaz de ilustrar y guiar.

(…) Según la Real Academia Española ©

Sí: la palabra castellana luz procede sin duda del latín lux.

Pero buscando en su origen prehistórico, hallamos su parentesco en lenguas antiguas como el griego clásico λευκός -leukós-, el lituano “laukas” (pálido) y el germánico *leukhtam. De este último viene el alemán “Licht” y el inglés “light”, pasando por el anglosajón leht y el alemán antiguo lioht.

origen de las lenguas, el indoeuropeo

Esta búsqueda de similitudes nos conduce a la reconstrucción de su raíz protoindoeuropea: *leuk- o *lewk- con el significado de luz, brillante, blanco, a través de comparaciones como las siguientes:

Alemán: Licht
Catalán: llum
Danés: lys
Francés: lumière
Inglés: light
Inglés antiguo: leoht
Islandés: ljós
Italiano: luce
Latín: lux
Noruego bokmål: lys
Papiamento: lus
Portugués: luz
Sueco: ljus

Cabe destacar, por último, que esta lengua madre se habría formado alrededor del año 3000 AC posiblemente en el área de la actual Armenia y que no se conserva ningún escrito. El protoindoeuropeo o indoeuropeo es una lengua reconstruida por lingüistas a partir de comparaciones de los idiomas que se derivaron de la misma.

Esta “paleología” lingüística me parece fascinante… ¿Y a vosotros?

Esperando arrojar más “luz” sobre otras cuestiones etimológicas en breve…

¡Hasta la próxima!

luz, origen de la palabra

Publicado por Santiago González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s