Elementos no textuales: los colores

elementos no textuales

La semana pasada hablamos de la definición de la localización como la “adaptación de un producto en la cultura de llegada no sólo desde el punto de vista lingüístico mediante la traducción del contenido, sino también por parte del punto de vista cultural, modificando así imágenes, funcionalidad y el mensaje para que estos se adapten al destinatario del producto”. Pues bien, los elementos no textuales también son importantes para una buena comunicación y, en muchos casos, transmiten más mensajes que muchas palabras.

Hoy me gustaría hablaros de uno de estos elementos no textuales, a menudo poco considerado ya sea en el mundo de la localización (sobretodo en páginas web), o bien ya sea en general, por el mundo de la proyección de páginas web: la elección de los colores.

Podría sorprendernos que la elección de colores de una página web sea una cuestión de tanta importancia, pero se ha demostrado que, por lo menos en lo referente a nuestro inconsciente, la tonalidad tiene influencia en la percepción de la página por parte del usuario; además, la elección de un matiz específico es uno de los problemas más complejos de la proyección, ya que es difícil encontrar un color que no tenga un significado preciso en por lo menos uno de los países del mundo.

La tonalidad de los colores de una página web tiene influencia en la percepción de la página misma por parte del usuario

Vamos a explicaros algunos ejemplos.

En Occidente, muchos dirían que el color blanco es un color neutral o incluso positivo, ya que se podría entender como un símbolo de pureza e inocencia; ahora bien, sorprendentemente se trata de un color que corresponde a la muerte en varios países orientales.

En China, por contrario, uno de los colores más positivos es el rojo que en cambio en África indica la muerte por lo que la vestimenta de luto es justamente protagonizada por este color. En Occidente el rojo a menudo se asocia al peligro, al amor, la pasión y junto al verde a la Navidad.

En China uno de los colores más positivos es el rojo que en cambio en África indica la muerte

Un color particularmente problemático es el violeta (o lila), ya que en Europea simboliza la muerte en el catolicismo y en cambio en Oriente Medio es el color de la prostitución.

DisneyLand

Estos ejemplos nos demuestran que no existe un color al que podamos llamar realmente universal, a pesar de considerar a menudo el azul como uno de entre los menos “peligrosos” de emplear. La experiencia de Pepsi que citan los autores Michael Czinkota e Ilkka Ronkainen nos demuestra que incluso el uso del azul comporta sus riesgos:

Localización - Pepsi

Además de tener la limitación por motivos culturales, la elección del color es muy importante también desde el punto de vista comercial. A nivel de marketing los colores asumen una importancia fundamental para el branding y para diferenciarse del competidor. Algunas técnicas de branding prevén, por ejemplo, que se use como color de la marca una combinación cromática opuesta a la empleada por su principal concurrente que habiendo sido el primero en ese específico mercado tiende a tener una simbología bastante tradicional.

Este pequeño panorama general sobre los colores nos demuestra la importancia que desempeña este elemento en la comunicación más tradicional y en la moderna, la de la web. Cuando se trata de localizar una página web o también un software es crucial analizar los varios aspectos no lingüísticos y la cuestión de la elección del color para evitar así caer en trampas socio-culturales.

Para aquellos que quieran profundizar más en esta temática os propongo los siguientes artículos:

¿Os habéis parado nunca a pensar en las sensaciones que suscita el empleo de determinados colores? ¿Tenéis algún tipo de curiosidad que queráis compartir con nosotros con vuestros comentarios?

Os espero la próxima semana pues, a presto!

Publicado por Chiara Zanardelli

Anuncios

2 thoughts on “Elementos no textuales: los colores

  1. A propósito de los colores, bien cabría destacar la variación de significado a lo largo de la historia. Por ejemplo: en la época de los romanos, los senadores y patricios solían usar franjas púrpuras sobre sus túnicas para indicar estatus. En la antigua Grecia (y creo que también en algunos pueblos andinos en la actualidad), los colores servían para distinguir a los ciudadanos de distintos sitios. A lo largo del tiempo, la idea de estos colores fue desapareciendo.

    Además, a la hora de traducir temas relacionados al arte, el significado del color para cada artista es esencial. No soy admirador de Kandinski, pero una exposición suya me aportó una visión distinta sobre las elecciones cromáticas. Otros usos particulares del color se pueden encontrar en Picasso (en los primeros períodos, principalmente), Goya o en el Romanticismo, por citar algunos.

    A todo esto, el contexto ideológico y social hace mucho. En la actualidad política de Italia, el verde y el rojo son colores casi opuestos. Tanto que hay quienes los utilizan para clasificar la pertenencia a determinadas ideologías, cosa que no tiene por qué coincidir en todos los países (pienso, por ej., en Argentina).

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s