Elementos no textuales en localización: imágenes, banderas y demás

Después de haber hablado sobre la importancia de los colores la semana pasada, esta semana nos concentramos sobre otros elementos no textuales considerados y a tener en cuenta por aquellos que se ocupan y trabajan con la localización. Tal y como anticipábamos hace ya unos días, “los elementos no textuales también son importantes para una buena comunicación y, en muchos casos, transmiten más mensajes que muchas palabras”.

En primer lugar, cabe destacar que no hay que olvidarse de las imágenes, ya que estas son un espejo de la cultura del país del destino final. Si nos fijamos, por ejemplo, en un e-commerce (comercio electrónico) dirigido a Sudamérica o Centroamérica se deberá de buscar modelos que tengan unas características como por ejemplo el color y presenten además singularidades enfocadas hacia potenciales adquisidores. Incluso, debemos tener en cuenta también que dependiendo del tipo de imagen o fotografía que se seleccione para una página web de maquillaje habrá que determinar el target más fiel posible a este tipo de destinatarios en concreto.

Los elementos no textuales también son importantes para una buena comunicación y, en muchos casos, transmiten más mensajes que muchas palabras

imágenes como elementos no textuales de localización

 

Además, es fundamental comprobar siempre que las imágenes que se pretenda utilizar no sean ofensivas en la cultura de destino para evitar meteduras de pata, de estilo y demás epic fails.

Otro problema con el que podemos encontrarnos es el del uso de las banderas, en general presentes en la página inicial de una página web multilingüe y mejor conocida como global gateway.

banderas como elementos no textuales en localización

Así pues, si un italiano que ve la bandera italiana no tiene ningún tipo de problema con su identificación, un suizo del cantón italiano quizás no vaya a identificarse con facilidad con la bandera italiana en cuestión; un americano no va a reconocer, sin lugar a dudas, la bandera del Reino Unido, del mismo modo que un canadiense de Montreal no se identificará fácilmente con la bandera de Francia. Del mismo modo, presentar la bandera de Canadá o de Suiza no tiene demasiado sentido, ya que en estos países no sólo existe una lengua oficial; llegados a este punto, Jakob Nielsen aconseja evitar banderas y utilizar nombres de lenguas, pero incluso de este modo nos encontramos con algunas complicaciones. Por lo que, si por un lado es evidente que no se puede proponer el presentar una página web con una lista de lenguas en las que la página en sí está traducida,  por otro lado es difícil gestionar desde un punto de vista informático, el empleo de diferentes caracteres en la misma página web, ya que todo ello puede crear conflictos. Vamos a profundizar en este tema en nuestros próximos artículos.

iconos en localización

El uso de iconos está muy unido a la cultura de llegada; para los americanos, por ejemplo, ha sido bastante sorprendente descubrir que el diseño de un buzón de correo con una bandera roja no significaba “correo de entrada” en todo el mundo; lo mismo pasa con el icono de la casa para indicar la página principal de una página (home) ya que ésta tampoco se entiende universalmente y en muchos casos se emplea un par de zapatos para designar este concepto.

Estos ejemplos nos demuestran que no hay que dar nada por descontado, porque cualquier decisión puede estar fuertemente condicionada por la cultura; hay una regla que hay que esquivar y que está ampliamente difundida entre los proyectantes: evitar las imágenes de algunas partes del cuerpo y sobre todo de las manos, ya que no importa la posición de la mano o de los dedos, ésta puede tener un determinado significado que a su vez puede ser una ofensa en cualquier parte del mundo.

Ya para acabar, es importante prestar atención al empleo de mapas geográficos, símbolos religiosos o políticos y tener en cuenta la legislación local sobre todo en cuanto a la privacidad y al e-commerce, ya que “Sensitivity to culture and national distinction will separate success from failure” (Sawhney, 2000).

Os habéis parado a pensar nunca ¿cuántos elementos no textuales podemos encontrar en una página web y cuántos de ellos podemos localizar? ¿Queréis saber más sobre el tema en cuestión? ¡No dejéis de seguirnos leyendo la próxima semana! Gracias y a presto!

Publicado por Chiara Zanardelli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

foraladacolau

Welcome to your new home on WordPress.com

Pasar la palabra

Blog sobre las vivencias de un traductor autónomo por René Fdez.

Translator Mentoring Blog

Sharing ideas about, experience with and insights into the business of translation

Ana Basanta Libros

Literatura de viajes, crónicas periodísticas y narrativa

Neolosfera

Cada dia, una paraula nova

Tranix Translation & Proof-Editing Services

Words are my business and I want to make them work for you

Gabriela Quiaro

Traducción, literatura, ortografía , idiomas.

Traducción, comunicación y redes sociales | ismaelpardo.com

Traducción, comunicación y redes sociales

T2

A blog on Translation & Technology (T2) by Celia Rico

El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

andreaere

Exu mató un pájaro ayer con la piedra que tiró hoy

Transit/TermStar NXT Tooltips

Tips and tricks for translators, terminologists and project managers

Habla italiano

¡Es fácil, es divertido, es gratis!

Un millón de españoles

El blog de Joaquín Calvo Basarán

A %d blogueros les gusta esto: