La lengua sirve al pueblo

Gongchandang

Uno de los tópicos sobre China que más se oyen en España es el de su (presunto) comunismo. Yo, sin ir más lejos, me he visto en más de una ocasión en la tesitura de tener que confirmar a amigos y familiares si es verdad que en China la gente vive con cartillas de racionamiento, si es cierto que los chinos son sometidos a largas sesiones de adoctrinamiento ideológico o si realmente hay gulags. Nada más lejos de la realidad, aunque el espectacular crecimiento económico de los últimos años ha contribuido a mejorar ese estereotipo que siempre se ha tenido del gigante asiático desde nuestro país.

Sí que es cierto, no obstante, que todavía quedan algunos vestigios del Estado Socialista que pueden apreciarse en la vida diaria. Así, la presencia del Estado en la vida de las personas es insoslayable (pienso por ejemplo en la ingente burocracia, en los controles a la natalidad o en el sistema de registro civil, que más tarde o más temprano acaban afectando a los chinos en algún momento de su vida), mientras que en ciudades como Pekín el precio del transporte público sigue siendo muy barato, y parte de los alimentos que se pueden comprar en los mercados son más bajos porque reciben subsidios… Todo esto, por supuesto, obviando el sistema político de “democracia consultiva” (por usar el término eufemístico empleado por las propias autoridades chinas) y una economía altamente intervenida con un sector estatal muy fuerte, entre muchos otros aspectos sobre los que se han escrito y se escribirán ríos de tinta.

 Todavía quedan algunos vestigios del Estado Socialista que pueden apreciarse en la vida diaria: la ingente burocracia, controles de natalidad o incluso el sistema de registro civil.

Otro aspecto de la vida diaria no menos baladí en el que el comunismo ha dejado su impronta es la lengua. Existen algunas expresiones de la lengua china inspiradas en otras épocas, que hacen las delicias de todo estudiante de chino. Para muestra, cuatro botones:

打一场人民战争 yìchăng rénmín zhànzhēng [Lit. “hacer una guerra del pueblo”]. Expresión utilizada en tiempos revolucionarios, y que en épocas más recientes algunos han parafraseado para describir el esfuerzo conjunto de un grupo de personas que emprenden una tarea que conlleva un gran sacrificio.

根据… 的数据 gēnjù… de shùjù [Lit. “según los datos de…”]. Una de las expresiones de las que más se abusa en cualquier texto escrito en chino (y es que el marxismo, ante todo, se considera a sí mismo un pensamiento científico, y por lo tanto cualquier realidad tiene que estar respaldada por datos numéricos, sean verdaderos o no).

去见马克思 qù jiàn Măkèsī [Lit. “ir a ver a (Karl) Marx”]. Eufemismo para referirse a la muerte, y cuyo equivalente en español sería algo así como “irse al otro barrio”.

同志 tóngzhì [Lit. “camarada”]. Aparte de su significado original, que todavía se utiliza en contextos variopintos, esta palabra es usada también para referirse a los homosexuales de ambos géneros.

En realidad, muchas de estas y otras palabras no son parte del bagaje cultural del país, sino que han surgido en los últimos años al calor de la socarronería de los internautas chinos, que han dado rienda suelta a su ingenio en las redes sociales. Eso sí, paseando por las calles de una ciudad china uno puede sorprenderse al ver carteles de color rojo con eslóganes propagandísticos escritos en grandes caracteres de color blanco y distribuidos por cualquier rincón, como desafiando al paso de los años. Hojear según qué periódicos es una muestra de coraje, y ver el telediario de las siete de la tarde (la hora de cenar para los chinos) es como volver a los años del No-Do. Y qué decir de la veneración que existe todavía en algunos sectores de la sociedad hacia la figura de Mao, sobre cuyas citas y la fascinación que éstas ejercían sobre la población hablaba el célebre novelista chino Yu Hua en su obra China en diez palabras.

Las personas que se dedican a la traducción chino-español, así como cualquier estudiante de chino a lo largo de su aprendizaje, también pueden meterse en la máquina del tiempo al consultar algunos diccionarios editados en China. Un buen ejemplo de esto es el Nuevo diccionario chino-español de la editorial Shangwu yinshuguan, en el que, por ejemplo, al buscar la entrada 成分 (chéngfen, “componente”) se puede leer una frase de ejemplo de tan dudosa utilidad como “El ejército es el principal componente del Poder estatal”. Otro tanto ocurre con la palabra 高明 (gāomíng, “inteligente”, “sabio”), en cuya entrada leemos “Las masas son más sabias que nosotros”. Y lo mismo ocurre con la delirante entrada de una palabra aparentemente tan inocua como 设想 (shèxiăng, “imaginar”): “Es inconcebible que los reaccionarios se retiren del escenario de la historia por sí mismos.”

Dicen que el comunismo ya ha pasado a mejor vida en China (o , mejor dicho, que “ha ido a ver a Marx”), y que ahora ya no es más que un socialismo de cartón piedra. A los que dicen eso no les falta razón, pero también es cierto que a los nostálgicos les queda un refugio con el que “deleitarse”: el idioma.

[Foto: Reuters]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

foraladacolau

Welcome to your new home on WordPress.com

Pasar la palabra

Blog sobre las peripecias de un traductor autónomo por René Fdez.

Translator Mentoring Blog

Sharing ideas about, experience with and insights into the business of translation

Ana Basanta Libros

Literatura de viajes, crónicas periodísticas y narrativa

Neolosfera

Cada dia, una paraula nova

Tranix Translation & Proof-Editing Services

Words are my business and I want to make them work for you

Gabriela Quiaro

Traducción, literatura, ortografía , idiomas.

Traducción, comunicación y redes sociales | ismaelpardo.com

Traducción, comunicación y redes sociales

T2

A blog on Translation & Technology (T2) by Celia Rico

El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

andreaere

Exu mató un pájaro ayer con la piedra que tiró hoy

Transit/TermStar NXT Tooltips

Tips and tricks for translators, terminologists and project managers

Habla italiano

¡Es fácil, es divertido, es gratis!

Un millón de españoles

El blog de Joaquín Calvo Basarán

A %d blogueros les gusta esto: