Un intérprete en una embajada: entrevista a Ahmed Ali Hassan

Hoy quiero acercaros al trabajo de un intérprete en la sede de una embajada oficial. Para esta ocasión, he preparado una entrevista con el traductor e intérprete Ahmed Ali Hassan que trabaja con una combinación lingüística de árabe-italiano-árabe. Estas son las impresiones, recorrido y trabajo de Ahmed que actualmente reside en Roma donde trabaja como intérprete oficial de la Embajada de Egipto en Italia.

Ahmed Ali Hassan - intérprete árabe-italiano

  • ¿Podrías explicarme dónde has estudiado y cómo ha sido este periodo en Egipto y en Italia?

Soy licenciado en Lenguas y Literatura Extranjera en la Universidad de Ain Shams de El Cairo. Después de los estudios empecé a trabajar en el sector del turismo en Sharm el Sheikh. Al principio, trabajaba como guía italiano para una empresa que se llama Scuba Tour que en esa época era la primera empresa de este tipo en este sector; se ocupaban de inmersiones en el Mar Rojo y tenían diferentes centros de buceo en todo el mundo. Seguidamente, he trabajado como guía turístico con grupos italianos que en su época representaban la mayor parte de turistas que venían a Sharm el Sheikh. Después, fui también responsable de los vuelos chárter de la empresa Alpi Tous, un destacado operador turístico italiano.  

En 2001, después de los atentados de Nueva York, el turismo italiano disminuyó considerablemente en Egipto también por miedo a volar. Un año más tarde, me mudé a Italia con mi familia, más concretamente a Lucca (Toscana), una de las ciudades italianas más bonitas. Trabajaba a media jornada en el McDonald’s de esa misma urbe y al mismo tiempo estudiaba un máster en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Pisa. Al obtener el diploma del máster, me aventuré en un curso de seis meses en la Escuela de Policía Estatal en Nettuno. El objetivo del curso era la formación de docentes extranjeros en materia de inmigración y seguridad fronteriza. Cuando volví a Lucca nada más acabar, empecé a trabajar en la sede de la Prefectura de la ciudad en calidad de empleado de cara al público y al mismo tiempo empecé mi actividad privada de traducción de y hacia el árabe. Empecé también a preparar cursos de lengua árabe. 

En 2007, después de haber trabajado como intérprete para el ministro egipcio de transportes durante una de sus visitas en la sede de Ansaldo Breda de Pistoia, el Embajador de Egipto me llamó para cubrir una plaza de intérprete en la Embajada Egipcia de Roma. 

  • ¿Por qué te decidiste por estudiar italiano?

La verdad es que la lengua italiana la escogí por pura casualidad. Cuando me inscribí a la universidad opté por estudiar italiano. Había una amplia gama de lenguas que se ofrecían pero yo escogí la lengua italiana. Mi intención era la de trabajar en el sector del turismo que en ese momento se caracterizaba por un destacado grupo de turistas de esa misma nación que venían animados a visitar Egipto.

  • Hoy en día, ¿cómo es tu trabajo en la Embajada?

Mi trabajo es una labor muy interesante, ya que se divide en dos sectores: uno perteneciente a los servicios consulares y el otro referente a la embajada. El primer trabajo es muy dinámico y estoy en contacto con el público, mientras que el segundo es un trabajo más bien académico y muy estimulante porque casi cada día tengo la posibilidad de encontrar a personajes famosos de la escena política italiana y egipcia. 

  • Y cuando tienes programada una conferencia de interpretación, ¿cómo te preparas?

Empiezo a estudiar detalladamente el material que se me proporciona para tener a punto la interpretación y entender mejor así el argumento. A continuación, preparo mis propios apuntes y un glosario de palabras y términos clave que tienen a ver con el sector con el que estoy trabajando. Muchas veces también hago una búsqueda en la red de antiguas entrevistas y discursos sobre el tema en cuestión y de los oradores en otras conferencias para estudiar su modo de hablar y comprender así el ritmo de sus discursos. 

  • ¿Podrías explicarnos alguna anécdota de tus trabajos como intérprete?

¡La verdad es que habría muchas anécdotas por explicar! Empezando por la interpretación, que en vez de durar dos horas ha acabado por alargarse a siete horas finales, y además estuve en la cabina de árabe con un amigo italiano. La sorpresa fue que él prefería interpretar sólo y exclusivamente del italiano al árabe a pesar de que su lengua nativa fuera el italiano ¡y a mi me toco trabajar desde el árabe al italiano!

  • Para acabar, ¿qué consejo darías a un estudiante que quiera convertirse en traductor y/o intérprete?

Antes que nada, en algunos casos se debería de escoger si lo mejor es trabajar como intérprete o bien como traductor, ya que ¡no todos los traductores pueden ser buenos intérpretes y viceversa! En segundo lugar, hay que escoger una lengua que te guste y que despierte tu interés desde el momento en el que se instaura una unión entre la persona y la lengua que influye mucho tanto en el carácter como en la cultura. Lo más importante es siempre la práctica: no hay que tener prisa porque para obtener un buen resultado se necesitan años y años de experiencia. Lo último que destacaría, para ser competitivo en el mercado, es también la necesidad de estudiar también un método para darse a conocer en este ámbito.

Lo más importante en el trabajo de un intérprete es siempre la práctica: no hay que tener prisa, ya que se necesitan muchos años de experiencia. 

Ahmed Ali Hassan - interprete

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s