Un análisis a fondo de las mejores palabras del blog

¡Hola a tod@s! Hace ya unos días que hemos aparcado el blog por fuerzas mayores, ya que nos hemos visto catapultados en trabajos de traducción y encargos varios y variados. Volvemos con más fuerza que nunca para hablar sobre la etimología de las palabras, más concretamente, vamos a centrarnos en nuestro apartado “la palabra de la semana” donde nuestro autor invitado – el lingüista y traductor Santiago González – ha estado analizando semana tras semana una palabra para vosotros.

análisis de palabras

La selección de cada una de las palabras que se ha analizado ha sido realizada con esmero y atención, ya que se han explicado términos provenientes de ámbitos como la música, la historia, la cultura o la ciencia entre otros muchos más. Creemos conveniente hacer hincapié en aquellos términos analizados que han tenido más éxito y que han despertado el mayor interés.

Las palabras analizadas provienen del ámbito de la música, la historia, la cultural o la ciencia

Por este motivo, aprovechamos la ocasión para invitaros a conocer estos términos más de cerca a través de la selección que hemos hecho de entre todos ellos. Tomad nota:

Seguir leyendo

¿Qué es la electricidad?

electricity

Muchos de vosotros la utilizáis a diario con un solo “clic” al encender la luz de la casa, el microondas o cualquier otro aparato que funcione con electricidad. Ahora bien, ¿conocéis el origen de algo tan simple y de tal uso cotidiano como la el fenómeno de la electricidad? Si seguís leyendo podréis descubrirlo 🙂 así que desde aquí os sigo animando para que no frenéis llegados a este punto.

El filósofo griego Tales de Mileto, que vivió hacia el año 600 a.C., ya había advertido que el ámbar, una sustancia resinosa amarillenta, al ser frotado, especialmente con pieles de animales, adquiría la extraña propiedad de atraer objetos ligeros, como plumas u otros pequeños cuerpos. Los griegos no sabían cómo explicar este fenómeno, que quedó registrado, entonces, como un comportamiento curioso del elektron, como llamaban al ámbar.

Los griegos no sabían cómo explicar este fenómeno

Seguir leyendo