Lo mejor de traducción, interpretación y lengua de abril de 2016

Artículos y publicaciones sobre traducción e interpretación de abril

Hace ya unos días que no volvíamos a la carga con nuevas propuestas de traducción. ¿Qué mejor ocasión que el final del mes de abril para volver con una selección de artículos? Pues bien, este mes de abril ha sido muy intenso, con largas horas de tutorías y trabajo al que se le ha juntado algún que otro viaje. Esta experiencia es la que nos enriquece a nivel personal y profesional y nos carga las pilas para ofreceros la selección de mejores publicaciones de este abril. Tomad nota:

Sigue leyendo

¿A qué se debe el estrés en interpretación?

Si hace unos días hablábamos de los síntomas del cansancio en la traducción y la interpretación hoy vamos a seguir en la dirección del análisis y os explicaremos las características del estrés en interpretación. Es bien sabido que por estrés se entiende (según la definición que presenta la RAE): Tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves. Así pues, la interpretación no se salva de los efectos del estrés.

Hoy en día el estrés está presente en muchos ámbitos y profesiones más o menos ligadas a las lenguas, pero si algunas de estas profesiones implican ya de por sí un elevado grado de estrés, imaginad qué pasa si éste aumenta; es algo así como una tragedia griega o una bomba atómica a punto de estallar. Vamos a analizar los motivos por los que el estrés entra a formar parte de la vida profesional de un intérprete y el por qué.
estrés en interpretación

 La interpretación no se salva de los efectos del estrés.

Sigue leyendo

5 claves del buen intérprete

Muchos creen que el mero hecho de conocer una lengua de más, a parte de la materna, ya les convierte en traductores e incluso intérpretes. Pero ambos campos son muy complejos y requieren ciertas características que hay que tomarse muy en serio.

Un intérprete es quien transmite un mensaje de una lengua a otra manteniendo el registro original del orador. Es decir, el intérprete copia el estilo del hablante, ya sea por ejemplo formal, coloquial o científico y lo retransmite directamente en otra lengua siendo fiel a la intención del orador.

¿Y quién puede ser un buen intérprete? Pues quien cumpla estas cinco características:

Sigue leyendo